martes, 26 de marzo de 2013

Gracias por hacerme sentir así sociedad de mierda, gracias.

Después de todo un día intentando ser fuerte, llegas a tu casa y te derrumbas. Y es que un simple comentario, una simple canción  o una simple foto hace que todo se venga abajo, que todo lo que has estado intentando aparentar desaparece. Que no eres fuerte, que estás demasiado hecha mierda para seguir ocultándolo. Que no puedes más, que son muchas cosas juntas y no puedes con todas, tanto peso sobre los hombros acaba hundiéndote en la miseria y no te deja salir. Ya te has cortado tantas veces por lo mismo, que las cicatrices ocupan todo tu brazo y la cuchilla a perdido el filo. Puede que estés llorando o no, pero tu corazón y tu cerebro solo quieren pararse, olvidarse de todo el mundo y descansar.
No puedo más, estoy demasiado cansada de fingir estar bien, de tener que ponerle buena cara a todo el mundo y de no poder demostrar lo que siento y cómo lo siento porque tengo miedo de lo que me puedan decir.
Supongo que por muy cansada que esté tendré que tragarme toda esta mierda y seguir aguantando, seguir callada, sonriendo ante la gente y llorando junto a mi almohada y ese peluche que tanto me recuerda a ti.
Gracias por hacerme sentir así sociedad de mierda, gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario